La gestión del patrimonio histórico de Grajal de Campos, a examen

El seminario “El conjunto histórico de Grajal de Campos: de la caracterización patrimonial a la intervención”, organizado por la Universidad de Valladolid y la Universidad de León, sirvió para presentar los distintos avances, propuestas y conclusiones en torno a las necesidades urbanísticas del municipio leonés. Profesores y alumnos de ambas universidades tomaron la palabra durante las dos jornadas de trabajo, en las que también pudieron participar los vecinos de la localidad.

El Palacio de los Condes de Grajal se convirtió en el centro neurálgico del seminario, celebrado durante los días 11 y 12 de mayo. La actividad estuvo enmarcada dentro del Proyecto de Innovación Docente “Innovación y transversalidad”, cuyo principal objetivo es la colaboración institucional y la aplicación de conocimientos y herramientas de análisis a casos prácticos y presenciales. Las peculiaridades patrimoniales del pequeño municipio de Grajal de Campos, azotado por la despoblación y el envejecimiento demográfico característicos de Tierra de Campos, fueron una perfecta justificación para poner en valor esa huella tan especial que la historia ha procurado legarnos, pero que no siempre es conocida (o al menos valorada) por quienes toman las decisiones más importantes.

La fotografía es la siguiente: un lugar enclavado en el paisaje típico de la comarca a la que pertenece, una historia protagonizada por grandes personalidades que quisieron hacer de ese lugar un enclave especial, un patrimonio en el que conviven la riqueza cultural y el abandono. Y, por encima de todo, un pueblo conocedor y orgulloso de su historia, que pasa por su hermoso palacio de estilo renacentista que sirve como hospedaje a los peregrinos del camino de Santiago, su castillo artillero, único por su carácter extemporáneo, y toda una red subterránea de bodegas que habla demasiado sobre el pasado y demasiado poco sobre el presente.

La realidad es que Grajal de Campos necesita la atención de alguien que comprenda sus necesidades de recuperación y restauración, y que tenga los medios necesarios para apoyar a un ayuntamiento que pone más corazón que otra cosa en mantener con vida a una historia que empieza a agonizar. “Necesitamos que se haga algo, pero lo principal es que se haga ya”, decían los graliarenses. Y todo el mundo asentía.

Para dar respuesta precisamente a estas necesidades, el Instituto Universitario de Urbanística de la Universidad de Valladolid y el Instituto de Humanismo y Tradición Clásica de la Universidad de León hicieron públicas sus aportaciones, fruto del proyecto de investigación “El Conjunto Histórico de Grajal de Campos: los Vega y la Arquitectura Señorial”, en el que ambos institutos llevan colaborando desde el año 2013. Además, el seminario contó con el apoyo del Ayuntamiento de Grajal de Campos y del Consejo Social de la Universidad de Valladolid.

Tras la presentación de las jornadas, los profesores de la UVa Luis Santos y Ganges y Javier Pérez Gil se dedicaron a describir y caracterizar históricamente el territorio, la morfología urbana y el patrimonio de Grajal de Campos. Más tarde, Julio M. Vidal Encinas, arqueólogo del servicio territorial de la Junta de Castilla y León, aportó algunas nociones sobre la arqueología en Grajal y sus alrededores. Durante la mañana del segundo día, el profesor de la ULE Joaquín García Nistal organizó una visita guiada por el castillo del pueblo, y Vanessa Jimeno Guerra, profesora de Historia del Arte en Hamilton College, presentó una panorámica histórica sobre la cultura del vino y las bodegas de Grajal. Por su parte, la profesora de la ULE María Dolores Campos Sánchez-Bordona fue la encargada de guiar a los asistentes a través del Palacio de los Vega.

En el plano de las propuestas de actuación más concretas, el profesor de la UVa José Luis Lalana Soto reflexionó acerca del concepto de “paisaje urbano histórico” y su aplicación al caso de Grajal, como una metodología de trabajo oportuna para delimitar el estudio urbanístico de la zona. Enrique Rodrigo González y Mónica Martínez Sierra, miembros del IUU de la UVa, presentaron su trabajo “El Plan Especial del Conjunto BIC (Bienes de Interés Cultural) de Grajal de Campos”, en el que llevan embarcados desde 2015 y que está pendiente de aprobación definitiva por parte de la Comisión Territorial de Urbanismo de León. El objetivo de dicho plan es facilitar las labores de construcción en el centro histórico, lo cual se antoja fundamental para acometer nuevos proyectos que revitalicen la zona. Uno de estos proyectos podría basarse en la propuesta de intervención de la Plaza Mayor que presentó Miguel Fernández Maroto (miembro del IUU), que parte del uso histórico de infraestructuras hoy en día inutilizadas (o que, directamente, han desaparecido).

Al margen de estas conferencias, los alumnos de Arquitectura y de Historia del Arte participaron en varias sesiones de trabajo conjuntas y supervisadas, en las que tuvieron la oportunidad de compartir y debatir sus ideas sobre los procesos de conservación y regeneración urbanística de Grajal. Este colofón fue la vertiente práctica de unas jornadas que reflejan el compromiso académico con nuestro patrimonio más cercano y, al mismo tiempo, más necesitado.

2 comentarios
  1. AMPARO DE GODOS DE PRADO Dice:

    Animar a estos fabulosos ponentes y colaboradores del estudio, para que dentro de sus posibles sigan trabajando por conseguir laaportacion cada vez más numerosa de Instituciones Públicas que eviten la desaparición galopante del factor humano en primer lugar, y en consecuencia, urbanístico, en este municipio.
    El seminario ha supuesto una inyección de moral a los vecinos, al oír que aún hay posibilidades, eso sí luchando entre todos por un Plan Rehabilita.

    Responder
    • iurbanistica Dice:

      Muchas gracias por el comentario y los ánimos que nos das.

      Efectivamente, desde la organización también consideramos que el seminario ha sido sumamente provechoso y enriquecedor; un éxito en el que, además de los ponentes y organizadores, debe contarse de manera destacada con los vecinos. Su interés es un estímulo para trabajar en futuras iniciativas en torno a Grajal.

      Responder

Dejar un comentario

¿Quieres unirte a la conversación?
Siéntete libre de contribuir

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.