Ideas para Valladolid 01. Un muelle de ocio en el Pisuerga

Hace 8 años, cuando este blog empezó a andar con el objetivo de fomentar el debate sobre la ciudad en sentido amplio pero también sobre los ámbitos que nos resultan más cercanos, se compartieron una serie de textos que afrontaban debates urbanos que siguen plenamente de actualidad junto con varias propuestas o proyectos urbanos en Valladolid y su entorno que se planteaban al hilo de dichos debates, que iban desde los espacios de ocio a los espacios de trabajo pasando por la movilidad urbana, entre otros.

A pesar del paso del tiempo, todos estos temas siguen estando sobre la mesa en la actualidad, y las propuestas que se ofrecían al respecto siguen siendo también una buena excusa para animar el debate en este foro. Por ello, y aprovechando la mayor disponibilidad de tiempo propia de estas fechas, hemos querido recuperarlos con este objetivo de reabrir el debate y daros la oportunidad de aportar de nuevo vuestros comentarios e ideas. De este forma, y a lo largo de este verano, los martes os volveremos a mostrar esos proyectos o “ideas para Valladolid”, a los que seguirán los jueves los pequeños textos que afrontaban esos “debates urbanos”.

Comenzamos pues hoy con la primera propuesta, que se tituló “Un muelle de ocio en el Pisuerga”.

Pisuerga y entorno

Simancas es uno de los municipios que más desarrollo residencial ha experimentado (desde los años 70), impulsado por factores de accesibilidad y proximidad, calidad ambiental y paisajística, y demandas de vivienda de segunda residencia, todos ellos con origen en Valladolid.

La línea del término entre Simancas y Valladolid ha supuesto hasta la fecha el límite entre un suelo menos consolidado con ocupación puntual (Valladolid) y otro de ocupación más continua, perteneciente a Simancas. Pero esta situación tiende a modificarse con sucesivas promociones que prácticamente constituirán un continuo entre la capital y su límite municipal.

Una configuración en bandas paralelas de NE a SO, estratifica el núcleo urbano, sus transformaciones y sus expansiones, añadiendo el factor altimétrico: de un lado un promontorio que corona el Archivo general, de otro, una depresión que desciende hasta una de las orillas del Pisuerga.

El espacio desagregado del núcleo lo componen los asentamientos residenciales situados entre el Pisuerga y el Pinar y los apoyados sobre la autovía, al pie de las cuestas.

 Las riberas del Pisuerga

Después de atravesar el núcleo de Valladolid, el Pisuerga desemboca en el Duero. Es junto antes donde se sitúa el conjunto histórico de Simancas. Con una superficie de 42,53 km², una población de 5.053 habitantes y una densidad de 118,81 hab/km², su máximo condicionante natural es el mencionado paso fluvial. Sin embargo, en la actualidad parece relegarlo a un segundo plano, mirando únicamente a la carretera que la atraviesa al noroeste.

Zonas de esparcimiento

En una clasificación esquemática, tres han sido los espacios más relevantes que han caracterizado significativamente a una ciudad en su encuentro con un frente de agua: los puertos, los paseos costeros y las playas. Con características y resultantes diferenciadas, cada uno de ellos ha marcado una impronta en la estructura de espacios públicos de la ciudad, sino agenciándose muchas veces como su imagen misma.

El paseo costero o fluvial es un elemento urbano que se asienta sirviendo tanto para dar un acabado a la ciudad al encontrarse con el límite del agua, como para establecer y ordenar un uso determinado de la ribera. Estos artefactos se caracterizarán por su condición de espacio público, que facilita la relación social y la recreación a partir del disfrute del entorno natural. Junto a los paseos, en muchas ocasiones, se integran playas que complementan el uso recreativo y de ocio del límite.

A través de estas intervenciones se consigue generar una nueva identidad en el entorno. Transformándose zonas post-industriales y abandonadas en áreas de nuevas sinergias a través del comercio y del ocio. Otras veces, son parajes sin edificar, en los que, con actuaciones puntuales, conectan los linderos fluviales con el resto del entorno urbano, sin que para ello pierdan sus valores ambientales y paisajísticos.

Muelle de ocio

 

Este es el caso del proyecto que nos ocupa. Se plantea un nuevo nodo de ocio, un total de 400 metros en la Ribera del Pisuerga, entre Simancas y Valladolid. Un amplio muelle que se define por una plataforma a la cota de inundación del río. Una explanada abierta al paisaje que sobrevuela de manera literal al Pisuerga.

 

Por debajo del muelle, se consolida y hace accesible la orilla mediante taludes y rampas, siempre conservando el carácter salvaje de la ribera del Pisuerga. Un descenso hacia el interior de la naturaleza, que sirven a su de vez de graderíos improvisados desde los que observar el horizonte.

Por encima, un “peer” abierto al río respetuoso con su arbolado, conectado con Simancas a través de una escalinata y con la capital por la carretera de las Maricas. Es en ésta vía donde se insertan piezas programáticas dedicadas al ocio: un hotel, una zona comercial, otra de restauración, locales nocturnos, espacios dedicados al arte y un centro de reuniones. Todo ello recorrido por una amplia marquesina recorre los pabellones incorporando un sistema de iluminación artificial.

Finalmente, una gran Plaza

El conjunto tiene como articulación el puente medieval, aquel que prestó servicio a la calzada romana. Se incentiva su uso peatonal, para comunicar de manera amable ambas orillas, y dejar el tráfico rodado hacia el puente nuevo aguas arriba y el paso por la carretera CL-600.

La vieja ‘Plaza del Puente’ se reconvierte en una auténtica plaza. Un espacio lineal de ocio, un ‘waterfront’ de alrededor 500 metros que mira al Pisuerga. Siempre conservando el carácter salvaje de la ribera del Pisuerga. pero sin dar la espalda al núcleo de Simancas.

2 comentarios
  1. deSimancas Dice:

    Pues no estaría nda mal para Simancas. Porqe por alli no hay mucho, y con esto pues estarñia bastante arreglado. Pero, bueno, tampoco me hago muchas ilusione, porque no se habla de fechas, asi que tal vez no sea más que imágenes bonitas.

    deSimancas

    Responder
  2. Simancas al futuro Dice:

    Aquí una noticia reciente de la ribera del Pisuerga a su paso por Simancas.

    “La recuperación del Pisuerga en Simancas devuelve la ribera al uso ciudadano

    Las obras del río Pisuerga a su paso por el municipio vallisoletano de Simancas han incluido la rehabilitación de catorce kilómetros de ribera para el uso ciudadano, la reintroducción de especies de vegetación ribereña en la zona y determinadas acciones para luchar contra la erosión…”

    http://www.soitu.es/soitu/2009/05/22/info/1242999565_016663.html

    Responder

Dejar un comentario

¿Quieres unirte a la conversación?
Siéntete libre de contribuir

Deja un comentario